Categorías
Cine Film

Chinjeolhan geumjassi

Liberada luego de purgar una condena de 13 años de prisión por su responsabilidad en el secuestro y asesinato de un niño de 5 años, una mujer salda cuentas con el hombre causante de su perdición en la extraordinaria Chinjeolhan geumjassi de Park Chan wook.

Considerada el capítulo final en su trilogía de la venganza, al filme lo distingue su carácter femenino, pues los ejes conductores de Geum-ja Lee, la protagonista, son la revancha pero también la maternidad, que transfigura el ajuste de cuentas en una dolorosa penitencia.

El guión, complejo pero no impenetrable urde la elaborada estratagema como el entretejido de pequeños y grandes actos que acarrean a Geum-ja Lee, la lealtad y adhesión incondicionales de sus compañeras de celda.

La línealidad discontinua parte desde su excarcelación, para saltar en el tiempo con logrados flashbacks que presentan como viñetas, historias mínimas que añaden a la robustez del conflicto principal, enriqueciéndolo con logrados personajes secundarios. 

Las actuaciones son todas espléndidas, destacando por supuesto la de  Yeong-ae Leeque apoderada de su personaje transita de la dulzura a la crueldad, la indiferencia, la confusión, el remordimiento y la impavidez. El director construye lo inolvidable de la historia, desde la sombra roja de la protagonista, como señal de una transfiguración que reconcilia al verdugo con el mártir. 

Elaboradas transiciones recuperan la porción cuasi artesanal del origen de la edición, otro de los gran méritos del filme, al lograr concertar equilibrar recursos variados y vistosos,  como acercamientos, plano general y cenital, cámara en mano, voice over, tipografías, subtítulos, secuencias oníricas y la fractura de la cuarta pared.

La banda sonora también es estupenda, en particular el tema principal, al que distingue el clavicordio y que desde el intro se asocia a la figura del personaje principal.

Pleno de recovecos, el guión no resuelve el rompecabezas, nos ofrece las piezas, para que bajo la luz de la represalia, elijamos redención o condena. Se trata de una obra maestra. Imperdible. No la dejen ir.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s